text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo revolucionará Internet la educación en 2030?

      
Fuente: Shutterstock

La revolución tecnológica predispone cambios en todas las esferas de la vida social, entre ellos, en la educación. De ésta parte a 2030 el sistema educativo sufrirá una gran transformación. Dentro de 15 años los colegios se convertirán en entornos interactivos y el prototipo de escuela tal como la conocemos hoy cambiará. Este cambio será atribuible al auge de internet, que será la principal fuente de consulta. El proceso de aprendizaje va a durar toda la vida y el inglés será el idioma global.

 

 Lee también: 

» Infografía: cómo la tecnología influye en la creatividad de la educación   

 

 

En lo que se ha denominado “la escuela del futuro”, el profesor ya no será el que transmita los conocimientos, por lo menos esa no será su única función. Tendrá además la tarea de guiar al alumno en su propio proceso de aprendizaje. Se adoptará el inglés como la lengua global y la educación, además de ser permanente, será más cara. El currículum estará personalizado a cada estudiante y las habilidades personales cobrarán más importancia que los contenidos aprendidos en las aulas. Internet pasará a ser la principal fuente de donde tomar conocimientos, superando incluso al colegio.

 

 

El informe de la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación llegó a la conclusión de que las escuelas se convertirán en redes de interacción entre los alumnos y con el maestro, y éste último fomentará el aprendizaje colaborativo.

 

 

El periódico español El Mundo consultó a varios expertos en la materia sobre las temáticas que competen al estudio. Algunas de las conclusiones a las que llegaron se detallan a continuación, en los 4 puntos más relevantes. 

 

El rol de los docentes

Los profesores deberán ser una guía para el alumno, que tendrá su propia vía de conocimiento. Más que transmisores del saber, como han sido hasta hoy, los docentes oficiarán de guía. Este cambio se da por causa de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), que son hoy una gran fuente de consulta, y lo serán más que los maestros en el futuro.Así opinan 7 de cada 10 entrevistados.

 

El 43% de los consultados cree que los contenidos disponibles en la web serán la principal fuente de conocimiento dentro de 15 años; y estará por encima del colegio al que le corresponderá un 29%, del entorno cercano del alumno, que será responsable del conocimiento del mismo en un 13% o de las instituciones culturales, que tendrá una participación del 3% en su conocimiento. Esto no quiere decir que el papel del docente pasará relegado a un segundo plano, al contrario. El profesor en el futuro le enseñará a sus alumnos a ser críticos con la información, ya que no todo lo que encuentren en la web será de fiar. 

 

Según expertos consultados, se consolidará el flipped classroom, una metodología en donde cada alumno prepara su clase y la expone en el aula. Esto permitirá que cada uno aprenda a su ritmo mientras el docente lo guía y acompaña. 

 

Los estudiantes 

Los alumnos ya no contarán con escasas fuentes de información y conocimiento, sino que las posibilidades de consulta se verán muy incrementadas. Esto le hará abrir su mentalidad al entorno global y formar ciudadanos del mundo. Los currículums de los alumnos tendrán contenidos personalizados de acuerdo a las habilidades de cada uno; y una consecuencia de esto será que estarán más exigentes en cuanto a la educación que se les brinde. Además, ya no estarán atados a un horario y un lugar físico concreto debido a los cursos online o Moocs. Esto, de alguna manera, también afectará a las relaciones personales, ya que por el individualismo que existirá en el futuro el concepto de “pandilla” también tiende a desaparecer. 

 

El currículum de los alumnos

Casi un 80% de los consultados considera que las habilidades personales serán más valoradas que los conocimientos académicos. De todas maneras, también se llegó a un consenso de que si bien las habilidades técnicas serán muy importantes, no sustituirán a los títulos académicos, sobre todo a los que emiten las prestigiosas instituciones universitarias. 

 

El proceso de aprendizaje

Ya no será suficiente con la etapa de formación obligatoria, sino que el aprender será una constante durante toda la vida de una persona. Así lo considera el 90% de los expertos consultados. Esto implicará, quizás, que la Administración Pública deje de ser la principal fuente de financiación; lo que será una contra en el futuro, ya que la educación pública es una pieza fundamental en la igualdad de oportunidades. 


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.