Noticias

Claves para ejercer el liderazgo femenino

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Universia

Si bien las mujeres han obtenido grandes logros en los últimos tiempos, llegando en algunos casos a ocupar los primeros mandos en un país como la presidencia del mismo, lo cierto es que a este género todavía le cuesta más el reconocimiento por su tarea. Esto sucede porque por herencia cultural o social el hombre ha sido el “más fuerte” desde la época de las cavernas, aunque hoy en día se esté dejando gradualmente de lado esta idea errónea para dar paso al reconocimiento de que, entre otros conceptos de igualdad, cada ser humano tiene sus propias fortalezas y debilidades.


Lo mismo sucede con el liderazgo: ya no se piensa en que son los hombres los únicos aptos para un cargo de líder. Y si bien muchas empresas todavía mantienen la brecha salarial entre un sexo y el otro, el camino del mando se está volviendo (de a poco) más accesible para las mujeres. Y es que el liderazgo femenino es diferente del masculino, ni mejor ni peor.


¿Cómo ejercen de manera efectiva las mujeres el liderazgo, y en que se diferencias en éste de sus pares masculinos?
Por supuesto que los puntos especificados a continuación no son patrimonio exclusivo de las mujeres, sino que puede haber quienes cuenten con estas habilidades y quienes no. Pero a grandes rasgos, intentaremos enumerar algunas capacidades por las que muchas mujeres suelen sobresalir.


Claves para ejercer el liderazgo femenino



1 – Empatía y asertividad

A menudo, a las mujeres les cuesta menos tener en cuenta los sentimientos de los demás y esto es muy beneficioso para la motivación de cualquier equipo. Así mismo sucede con la asertividad, la habilidad de expresar los sentimientos y opiniones respetando los de los demás. Esto permite ejercer el mando de manera positiva sin, al contrario, ser un líder tirano.


2 – Organización

Las mujeres son reconocidas por poder hacer varias cosas a la vez sin perder el orden. Tienen la habilidad de saber gestionar el tiempo y priorizar las tareas en pos de objetivos concretos.


3 – Trabajo en equipo

Saber trabajar en equipo es una habilidad que deben tener todos los trabajadores; pero a las mujeres se les va muy bien lo de saber escuchar las opiniones de los demás llevando a cabo un proyecto en el que todos los puntos de vista son incluidos, gracias a (como mencionamos más arriba) la empatía y asertividad que caracteriza a este género.


4 – Sana competencia y habilidad de comunicación

Los hombres suelen tener una competencia más ruda que las mujeres, a las que -gracias a la confianza que desarrollan en sí mismas- les importa más un buen resultado a nivel grupal que destacar en forma individual. Para esto se apoyan mucho en sus habilidades comunicativas, las que permiten explicar detalladamente los pasos a seguir para el cumplimiento de una tarea, generando consenso y brindando confianza a los miembros de un equipo.


5 – Inteligencia emocional

A menudo las mujeres suelen tener más control sobre sus sentimientos que los hombres, a los que muchas veces se les dificulta esconder su desagrado o su alegría excesiva. Y la inteligencia emocional es justamente una habilidad muy buena para el trabajo eficiente, ya que permite tomar decisiones de manera racional y no cegados por una emoción.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.